Río Blanco, Ver. – Un total de cinco personas heridas y viviendas afectadas, así como un puente peatonal dañado, fue el resultado de un aparatoso accidente ferroviario en los límites entre Orizaba y Río Blanco.


Los hechos se dieron la madrugada de este sábado, cuando uno de los trenes participantes que viajaba en dirección al estado de Puebla, fue intervenido por un grupo de asaltantes en la comunidad del Encinal. Los delincuentes cortaron las mangueras de aire y desprendieron de la maquina principal, 39 vagones y cuatro locomotoras que se deslizaron por la vía en pendiente a una velocidad estimada de 150 kilómetros por hora, de regreso a Rio Blanco


A 10 kilómetros del asalto, se encontraba el segundo tren participante que ingresaba a la terminal de Rio Blanco, ahí se vino la colisión y descarrilamiento. Por el impacto varios vagones salieron de la barda perimetral de la vía, afectando viviendas e infraestructura.
El tren saboteado por delincuentes transportaba granos de trigo, el segundo tren realizaba maniobras en la terminal. Ahí fueron rescatados los cuatro tripulantes de la máquina del segundo tren y un migrante que salvo la vida.
Se habla que, en el lomo de los vagones del ferrocarril viajaban decenas de migrantes, quienes se lanzaron en el camino al ver que el tren agarraba velocidad en la pendiente de reversa.
Grupo México Transportes, propietario de Ferrosur confirmó que se trató de un sabotaje de personas ajenas a la empresa lo que provocó el incidente.

Opine sobre el tema

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.