Catemaco Los Tuxtlas Portada

En riesgo de extinción brujos tradicionales de Catemaco

Para los antiguos curanderos de la región de Los Tuxtlas, el primer viernes de marzo representa más que actos satánicos, se trata de la antesala de la primavera y la llegada del año nuevo Olmeca.

Felix Oseguera Palma, curandero tradicional, se considera un conocedor de las artes ocultas y recuerda esta celebración como una verdadera tradición que daba paso a la primavera.

“Aquí se asocia el primer viernes de marzo con actividades esotéricas, es decir plantas, incienso, curaciones alternativas, y es la antesala de la primavera, es donde empieza a haber una floración, y un paso a un segundo tiempo, es decir buenos tiempos de cosecha, de partos, y de buena salud”

Felix Oseguera Palma, curandero tradicional

Pero las cosas en Los Tuxtlas han cambiado dice Felix, actualmente esta fecha se relaciona con actos satánicos que afirma “no tienen nada que ver” con la tradición ancestral.

“Siempre ha sido curación alternativa, e incluso ocultamente se manejaba con temas negros, es decir con deidades como los chaneques, como los espíritus que hacían manifestación, así se hacía antiguamente”

Felix Oseguera Palma, curandero tradicional

Pero lo que preocupa a este curandero de la selva de Los Tuxtlas, es que las nuevas manifestaciones de brujería se han convertido en un show, “en un carnaval” y se han olvidado las antiguas curaciones.

“Claro se hacían las curadas de espanto, las chupadoras, la puesta para la contra, muchas actividades de carácter prehispánico (…) ha cambiado mucho se ha transformado mucho e incluso en el turismo hay confusión”

Felix Oseguera Palma, curandero tradicional

Felix Oseguera lamenta que curanderas como las chupadoras, las acomodadoras de vientres y parteras, ya no practiquen su labor, e incluso teme que éstas prácticas se extingan en la región.

En Catemaco, uno de los lugares reconocidos a nivel internacional por sus brujos, ya existe un conflicto entre los antiguos curanderos y los “brujos satánicos”, estos últimos usan las redes sociales para promocionarse.

Figura de piedra que representa a un Chaneque, criatura que habita la selva de los Tuxtlas

Para Felix, el ocultismo y el encuentro con deidades malignas es un acto que se debe dar en lo privado, y no se trata de un show público como se ha dado a conocer en los últimos años por autoridades municipales y estatales para atraer el turismo.

“Yo tengo muchos pacientes que me vienen a buscar por lo negro (…) Yo no ando poniendo muñecos, ni diablos, ni nada de eso, yo sí estoy capacitado de hacer un trance con una deidad maligna, pero de esas prácticas muchos se han colgado, lo ven como show y como negocio, se hacen millonarios de la noche a la mañana”

Felix Oseguera Palma, curandero tradicional

El primer viernes de marzo era un evento que atraía a cientos de turistas de todo el mundo, la pandemia al igual que la pérdida de confianza en los brujos causó que este año se realizará de forma virtual.

1 COMMENTARIO

Responder a Sara Cancelar respuesta

A %d blogueros les gusta esto: